Bandera de la Provincia de Corrientes

La bandera de la provincia de Corrientes fue adoptada por el decreto provincial 7242, con fecha 29 de diciembre de 1986. El gobernador de entonces era el Dr. José Antonio Romero Feris.
La misma es igual a la bandera nacional, sólo que en la central, de color blanco, del lado del asta, se encuentra un pico celeste. En el medio de la misma se encuentra el escudo de armas de la Provincia y el lema “Patria, Libertad y Constitución”.
El escudo de la provincia es de forma ovalada, y esta dividido a la mitad en dos colores, la parte superior celeste, y la inferior blanca (refiriendo a la bandera nacional). En la parte inferior se pueden observar siete puntas de tierra, las cuales hacen mención a los siete cabos que se internan en el Río Paraná (los que causan las siete corrientes de agua que dieron lugar al nombre de la provincia). En medio de ellos se observa una cruz, la llamada “Cruz del Milagro”, la cual simboliza la Fe. La misma está apoyada sobre llamas, simbolizando la incombustión de la misma. Sobre ella se observan dos brazos color carne desnudos, ambos diestros, y representan un apretón de manos que simbolizan la Alianza y la Fidelidad. De allí parte una pica que sostiene a un Gorro Frigio, símbolo de la Libertad.
En la parte superior del óvalo, por fuera, nace un sol con rayos flamígeros y rectos alternados; símbolo de la nueva nación de la cual la provincia de corrientes es constitutiva. A los costados se ven dos ramas de laurel, sinónimo de gloria y la victoria obtenida en la lucha por la libertad. Ambas líneas de laureles están unidas por dos cintas azul-celeste y blanco (colores de la Nación), decorando al final.

LEY N° 33

29-XII-1821 - Estableciendo preceptos orgánicos para ser observados por el P. E. y el Cabildo, entre ellos determinando el pabellón nacional y el escudo.

La Asamblea Provincial en sesión celebrada para deliberar sobre su disolución, acordó recomendar, como otros tantos estatutos al Jefe de la Provincia y a su Municipalidad los siguientes artículos, para que en cuanto a cada uno respectivamente le toque, lo ejecuten y hagan ejecutar:

Artículo 1°. El gobernador residenciará al ex comandante Carriegos, desde el tiempo de su Administración sin olvidar los decomisos que ha hecho de facturas introducidas clandestinamente de reinos extranjeros, y tropas que se hayan confiscado en el tránsito de su extracción por el mismo principio.
2°. Los Derechos que debe cobrar la Aduana considerándose algunos de exceso se faculta al Gobernador de acuerdo con la municipalidad y ministro de hacienda, los modifique, y haga la rebaja según el Estado del erario y créditos del estado, arreglando de igual modo los sellos del papel para el despacho judicial y gobierno, según la naturaleza de las representaciones, despachos, licencias, guías de hacienda como también el derecho de anclaje de los buques, y no llevarán más derechos que el del papel por las licencias como también los de propios y arbitrios.
3°. El Gobernador tomará un conocimiento en las cuentas que rindió el ex Gobernador Mendez ante el ex Supremo Ramírez, y resultando de ellas con alcance al Estado, declarará por de éste las fincas y bienes que se le conozcan a dicho Méndez, hasta cubrir su débito.
El Gobernador de acuerdo con la Municipalidad podrá deliberar sobre los gastos extraordinarios que ocurran contra los fondos del Estado: como ser los que sean necesarios para la reconstrucción del colegio, que deberá hacerse con la brevedad posible a fin de evitar que el Estado carezca de habitaciones para casa de aduana y oficinas para el ministro de hacienda.
7°. Tratará a la mayor brevedad el gobierno, la municipalidad y el escribano público del arreglo y seguridad del archivo público.
8°. Se formará una ordenanza por el gobierno y municipalidad para el régimen que deban observar los labradores y hacendados, quienes serán protegidos muy particularmente por el gobierno.
9°. La diligencia de demarcación del territorio de la provincia de Corrientes al Este, tomando el arranque de Tranquera de Loreto, girando al Sur hasta dar con el origen del Miriñay, aprovechándose para esto de los conocimientos que les suministrarán los instrumentos que a este respecto para en el Registro Público.
10°. El gobierno de acuerdo con la municipalidad, hará el nombramiento de un intendente de policía.
11°. Se reencarga el establecimiento de escuelas de primeras letras, para la ciudad y partidos de la campaña, bajo la dirección de preceptores de conocida conducta, religión y regulares conocimientos, como igualmente el establecimiento de la Escuela de Latinidad en esta ciudad.
12°. Gobierno y municipalidad fomentarán a la mayor brevedad los campos del Rincón de Luna con los propios arbitrios de ciudad, siendo posible, y cuando estos fondos no sufraguen, se hará dicho fomento con los del Estado, destinando particularmente el usufructo al costeo de las escuelas.
13°. Los individuos que hayan obtenido empleos consegiles, y que por los mismos con considerados Padres de la República, no serán colocados en los cuerpos cívicos ni otros de la milicia sino en grado de oficiales, excepto los casos generales.
14°. El gobierno privará con penas graves la extracción de toda especie de ganado fuera de la provincia, a excepción del machaje que se considere necesario para el consumo de los beneficios de los yerbales.
El pabellón de la provincia consistirá en dos colores, celeste y blanco, dejando al arbitrio del superior gobierno el poder de signar el escudo de dicho, como igualmente el sello del gobierno.
Y considerando que habiendo llegado a este grado, sus pasos de adelantaron hasta ser expedidos los sublimes e importantes negocios que eran de particular interés de los pueblos cuando confirieron sus poderes; propuesta la cuestión: ¿si aún era de necesidad subsistiere por más tiempo la Asamblea?, y gestionando el punto de unánime consentimiento de sus individuos, se acordó debía disolverse, en lo que se afirmaron, y en efecto, queda disuelta. Encargando sí, que el gobierno de a cada uno de los representantes un certificado auténtico con el cual puedan satisfacer a sus pueblos haber desempeñado con toda dignidad los objetos de su misión.
Sala de Sesiones, en Corrientes a 29 de Diciembre de 1821 – Dr. JUAN FRANCISCO CABRAL, Presidente – Baltasar Acosta, Secretario. (58)

D E C R E T O N ° 2992
CORRIENTES, 14 de JULIO de 1986.-

V I S T O :
El Decreto N° 2.914/86, y
CONSIDERANDO :
Que mediante Decreto N° 2914/86 se dispuso formar Comisiones para dotar a la Provincia de Bandera e Himno;
Que se han hecho llegar a este Poder Ejecutivo voces afirmando que ellos han sido sancionador con fecha anterior;
Que según información recogida antes y después de la sanción del mencionado cuerpo legal, no hubo sanción legislativa que integre totalmente Bandera e Himno;
Que sin embargo, dada la trascendencia de la cuestión, conviene que sea lo suficientemente aclarada, a cuyo efecto es conveniente formar una Comisión;
Por ello,

EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA

DECRETA :

ART. 1°.- CONSTITUIR una Comisión –ad honorem- destinada a informar a este Poder Ejecutivo dentro de los 60 días sobre todo lo concerniente a la existencia de Bandera e Himno de la Provincia de Corrientes.-
ART. 2°.- La Comisión mencionada en el artículo anterior será presidida por la Lic. LIDIA P. DE MACIEL e integrada por la Prof. MARIA MERCEDES TRAYNOR y los Dres. ENRIQUE EDUARDO GALIANA y CARLOS A. SOTO DAVILA.-
ART. 3°.- El presente Decreto será refrendado por el Sr. Secretario General de la Gobernación.-
ART. 4°.- COMUNIQUESE, publíquese, dese al R. O. y archívese.-

D E C R E T O N° 7.242
CORRIENTES, 29 de DICIEMBRE de 1986

VISTO:
El Decreto 2914/86 referido a la conveniencia de integrar los signos distintivos de la Provincia, y
CONSIDERANDO :
Que en relación con la Bandera de la Provincia, cabe mencionar el apartador 14 de la Ley N° 33 del 29 de noviembre de 1821;
Que dicho precepto establece que el pabellón de la Provincia consistirá en dos colores: celeste y blanco, dejando al arbitrio del Superior Gobierno el poder de signar el escudo de dicho símbolo, como igualmente el sello del gobierno;
Que el Poder Ejecutivo considera oportuno y conveniente hacer uso de tal potestad, expresamente conferida por la mencionada norma legal, con la finalidad de afianzar tan significativas expresiones de su identidad institucional, teniendo en cuenta las más genuinas tradiciones históricas de la Provincia;
Que a tal efecto se ha tomado como base los colores usados en el pabellón nacional correntino y que ha tenido como testigo la bandera usada en la batalla de Caá Guazú existente en el Museo Histórico de la Provincia, conforme a la reforma realizada en 1835 al quitársele el escudo para ser usado como sello de gobierno;
Que los colores vigentes son tres fajas celeste y blanca, siendo esta última la central y fijándose un pico celeste del lado del asta.
Que por lo demás, la facultad de usar símbolos propios, luego de sancionada la Constitución Nacional de 1853, no fue delegada al Estado Nacional, por lo que las Provincias se reservaron el derecho de fijar y usar sus propios símbolos;
Que, en consecuencia, siendo atribución del Poder Ejecutivo el fijar el escudo de la Bandera, conforme el apartado 14 de la Ley N° 33 del 29 de diciembre de 1821,
EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA
DECRETA :
ART. 1°.- ESTABLECESE como escudo del pabellón de la Provincia de Corrientes, el escudo de armas de la Provincia y el lema “Patria, Libertad y Constitución”, ubicados en el centro de la franja blanca de dicha bandera.
ART. 2°.- POR conducto de la Subsecretaría de Gobierno, dependiente del Ministerio de Gobierno y Justicia, se dictarán las disposiciones e impartirán las instrucciones que sean necesarias para cumplimentar lo dispuesto en el artículo 1° del presente, a efectos de la confección, uso y solemnidades.-
ART. 3°.- El presente decreto será refrendado por el Señor Ministro de Gobierno y Justicia.
ART. 4°.- COMUNIQUESE, publíquese, dese al R. O. y archívese.

D E C R E T O N° 6.236
CORRIENTES, 16 de noviembre de 1987.-

V I S T O :
El Decreto N° 7.242/86, y
CONSIDERANDO :
Que las hermanas de la Comunidad de Monjas Clarisas ha hecho entrega de 3 banderas según el encargo que se les hiciera;
Que ellas se ajustan a los preceptos de las Leyes y Decretos vigentes, pero conviene de todos modos que por acto expreso se determine que ellas en efecto son el emblema oficial de la Provincia en los términos de la Constitución, la Ley y el Decreto;
Que siendo todavía escaso su número se entregará una a cada uno de los tres Poderes del Estado, determinándose que la que queda en sede del Poder Ejecutivo servirá de modelo para los demás emblemas que en el futuro se realicen;
Por ello,
EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA
DECRETA :
Art. 1°.- APROBAR y tener como bandera de la Provincia en los términos del Decreto N° 7242/29/12/86 las que fueron entregadas en tres ejemplares por la comunidad de las Monjas Clarisas en los términos del encargo que se les hiciera oportunamente.
Art. 2°.- DISPONER que de esas tres banderas una sea entregada al Poder Legislativo, otra al Poder Judicial quedando la tercera para ser izada en la sede de éste Poder Ejecutivo.-
Art. 3°.- La Dirección de Ceremonial determinará la fecha para bendición e izamiento de la bandera que queda en sede de este Poder Ejecutivo y entrega de las otras dos, quedando como depositaria de dicha bandera hasta que haya mas ejemplares, oportunidad en la cual ésta primera será entregada al Museo Histórico para que este quede expuesta como modelo de las demás a confeccionarse.-
Art. 4°.- El presente Decreto será refrendado por el Señor Secretario General de la Gobernación.-
Art. 5°.- COMUNIQUESE, publíquese, dese al R. O., y archívese.-

D E C R E T O N° 2837
CORRIENTES, 9 de NOVIEMBRE de 1995.-

VISTO:
El Decreto 7242/86 por el que se establece como escudo del pabellón de la Provincia de Corrientes, el escudo de armas de la Provincia y el lema “Patria, Libertad y Constitución”, y;
CONSIDERANDO :
Que tal medida fue adoptada en virtud de la atribución conferida al Poder Ejecutivo por la Ley 33 del 29 de diciembre de 1821;
Que la facultad de usar símbolos propios, luego de sancionada la Constitución Nacional de 1853 y sus modificatorias no fue delegada al Estado Nacional y, en consecuencia, las Provincias mantienen el derecho de fijar y usar sus propios símbolos;
Que la voluntad expresada en el Decreto 7242/86 para otorgar a Corrientes un símbolo emblemático que la distinga de sus pares y se integre con ellas a través de los colores de la enseña azul y blanca y del lema que inspiró la fundación de la Nación;
Que los establecimientos educativos con sede en la Provincia deben conocer y honrar la bandera provincial e incorporarla al ceremonial, de los actos y circunstancia en que los símbolos patrios tienen presencia y representación;
Por ello:
EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA
DECRETA :
Artículo 1°.- DETERMINAR que los establecimientos educativos dependientes del Ministerio de Educación incorporen al ceremonial de sus actos públicos el uso de la Bandera aprobada por el Decreto 7242/86 dictada por el Poder Ejecutivo Provincial en virtud de la atribución conferida por la Ley 33 del 29 de diciembre de 1821, Bandera que debe llevar en su franja blanca el escudo de armas de la Provincia y el lema “Patria, Libertad y Constitución”.

Artículo 2°.- ESTABLECER que dicho emblema sea empleado en los establecimientos como Bandera de Ceremonia y de izamiento y su uso sometido a las reglas de ceremonial que rigen la materia.
Artículo 3°.- FACULTAR al Ministerio de Educación para dictar las normas específicas a fin de que los organismos de conducción de su dependencia y los establecimientos educativos provinciales de todos los niveles tomen conocimiento de la historia y su significación emblemática de la bandera de la Provincia de Corrientes y rinda los honores correspondientes.

Artículo 4°.- ADOPTAR las normas que a continuación se consignan, para la designación de los abanderados y escoltas que portarán la Bandera Nacional y la Bandera Provincial en todos los establecimientos educativos de la jurisdicción:
1. La designación de los abanderados y escoltas de todos los establecimientos educativos de la Provincia se efectuará por resolución del rectorado o dirección de cada uno de ellos fundada en las normas que fija el presente Decreto.
2. La designación del abanderado que portará la Bandera Nacional recaerá en un alumno regular entre todos los promovidos al último curso o grado, según el nivel, que al cierre de cada período lectivo reúna los siguientes requisitos concurrentes:
a) Tener el mayor promedio definitivo de calificaciones durante todos los años anteriores al último curso.
b) No registrar sanciones disciplinarias.
c) Tener asistencia y puntualidad destacada.
d) Mostrar claras virtudes de patriotismo, integración a la comunidad educativa, identificación con la institución escolar y espíritu solidario con sus integrantes.
3. La designación del abanderado que portará la Bandera Provincial recaerá en un alumno regular, elegido como el mejor compañero entro todos los alumnos del penúltimo curso o grado al cierre de cada ciclo lectivo, según el nivel, para lo cual se tendrá en cuenta como requisitos concurrentes:
a) Estar promovido al último curso o grado.
b) Reunir los requisitos establecidos en los incisos b), c) y d) del punto anterior.
4. La designación de los escoltas de ambas Banderas recaerán en los alumnos que sigan a los abanderados en orden decreciente de mérito, para lo cual deberán reunir los mismos requisitos exigidos a aquellos.
5. Cuando en el transcurso del último año de estudios de cada nivel los alumnos designados abanderados y escoltas registren aplazo en el promedio de una asignatura en alguno de los períodos evaluables y/o pierdan las condiciones establecidas para su designación, serán reemplazados por los alumnos que les sigan en el orden de mérito establecido oportunamente, previo dictado de una nueva resolución que fundamente el reemplazo.
6. El rectorado o dirección de cada establecimiento será responsable no sólo de la designación de los abanderados y escoltas si no de asegurar que el personal docente a su cargo actúe con la mayor objetividad y ecuanimidad en la evaluación de todos los alumnos para que en el momento de la elección se encuentren claramente explícitos los elementos que condicionan esa elección.
7. La imposición de las Banderas Nacional y Provincial a sus abanderados y escoltas se realizará en acto solemne con la presencia de todos los alumnos y personal del establecimiento, padres y demás integrantes de la comunidad.
Artículo 5°.- El presente Decreto será refrendado por la señora Ministro de Educación.
Artículo 6°.- COMUNICAR, publicar, dar al R. O., librar copias adonde corresponda y archivar.

banderas históricas de corrientes



Bandera adoptada por el Cnel. Blas Basualdo en 1815 Bandera adoptada un mes mas tarde por José Silva
   


Cambio realizado por José Silva en 1820 Primera bandera con el pico, adoptada por la Asamblea local en 1823
   


Banderas utilizadas por el General Paz en 1841


Pagina Principal Volver al Indice de este capítulo Volver al índice de ¨Banderas en Argentina¨