OTROS SIMBOLOS NACIONALES EN LA ARGENTINA

La escarapela
El Escudo de la Nación

El Himno Nacional

 

La escarapela

La escarapela es una divisa de pequeña dimensión que se coloca generalmente en el lado izquierdo del pecho en señal de pertenencia.
El 13 de febrero de 1812, Manuel Belgrano le solicitó al Gobierno en Buenos Aires la utilización de esta divisa principalmente para diferenciarse del enemigo realista. Desde ese momento que los colores celeste y blanco formaron parte de la simbología nacional.
French y Beruti repartieron escarapelas para diferenciar, en el cabildo a quienes estaban de parte de la revolución, pero no se sabe a ciencia cierta de que color eran estas divisas.
Como vimos en el primer capítulo la primer escarapela de color celeste y blanco corresponde al Coronel Moldes, quien en Mendoza, utilizó estos colores para y solicitó a Buenos Aires la expansión en todo el país de los mismos. Esto se desprende de un oficio que le envía, siendo Teniente Gobernador de Mendoza, el 31 de diciembre de 1810.
Pero es Manuel Belgrano quien recibe una respuesta positiva para su uso.

“En acuerdo de hoy se ha resuelto que desde esta fecha en adelante, se haya, reconozca y use, la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, declarándose por tal la de los colores blanco y azul celeste y quedando abolida la roja con que antiguamente se distinguían”. (69)

 

El escudo nacional

El escudo nacional se adoptó durante la Asamblea General Constituyente del año 1813.
Un decreto firmado el 12 de marzo por Tomás del Valle como presidente e Hipólito Vieytes como secretario decía:
 
¨(...)Que el Supremo Poder Ejecutivo use el mismo sello de este Cuerpo Soberano con la sola diferencia de que la inscripición del círculo sea la de Supremo Poder Ejecutivo de las Provincias Unidas del Río de la Plata(...)¨

Existieron varias modificaciones hechas al escudo nacional, pero finalmente el diseño adoptado por la Asamblea del Año 13, fue adoptado por el decreto 10.302 el 24 de abril de 1944, firmado por el Presidente Edelmiro Julián Farrell.

Simbolismo del escudo
El escudo tiene forma elíptica, y corresponde a una cabeza vista desde arriba. A esta cabeza se la divide en dos mitades iguales denominadas campos. El campo superior es de color heráldico azur, el que interpretamos como azul-celeste. La mitad inferior es de esmalte plata o blanco. Estos colores corresponden a los de la Bandera nacional que son los colores de un cielo diurno y lleno de luz.
Dentro del mismo se encuentran dos brazos humanos diestros desnudos de color cárnico, que se estrechan simbolizando la unión de las Provincias que conformaron para dar lugar a lo que hoy es la República Argentina.
Ambos brazos sostienen una pica vertical que se centra en el escudo que representa el compromiso solidario de las partes en defender la libertad obtenida. Esta libertad es simbolizada en el gorro frigio de esmalte gules (rojo punzó).
Por encima del escudo avanza un sol naciente en esmalte dorado que alterna rayos rectos y flamígeros representa el nacimiento de una nueva Nación.
El escudo es decorado con Laureles que coronan la simbólica cabeza. Laureles que simbolizan la gloria obtenida que se unen por la parte inferior en una cinta con los colores patrios, que representa el compromiso por mantenerlos.

 

El Himno Nacional

La historia cuenta que Vicente López y Planes se inspiró para componer ¨La Marcha Patriótica¨, en una obra que se presentó en Buenos Aires que representaba la Revolución de Mayo, y que al final los actores cantaban una canción escrita por Luis Ambrosio Morante.
Vicente López y Planes le encargó la música para su creación al catalán Blas Parera quien poco después de culminar con su obra parte del país, en un acto que queda poco claro en la historia.
Algunos historiadores sugieren que a Blas Parera lo obligaron a confeccionar la música bajo pena de fusilamiento de no cumplir, otros interpretan que Blas Parera se fue de Buenos Aires por no querer jurar fidelidad al nuevo Gobierno. Hay que recordar que eran momentos muy difíciles los que se vivían en la región.
Lo concreto es que el escritor de la música de la Canción Patria, se fue del país en circunstancias poco claras.
El Himno Nacional fue aprobado durante la Asamblea del Año 1813 el 11 de mayo.

Oíd mortales el grito sagrado
Libertad, Libertad, Libertad,
oíd el ruido de rotas cadenas
ved en trono a la noble igualdad.
Se levanta en la faz de la tierra
una nueva y gloriosa Nación
coronada su sien de laureles,
y a sus plantas rendido un León.

Estribillo:
Sean eternos los laureles
que supimos conseguir
coronados de gloria vivamos,
o juremos con gloria morir.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar:
la grandeza se anida en sus pechos
a su marcha todo hacen temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
y en sus huesos revive el ardor,
lo que ve renovando a sus hijos
de la patria el antiguo esplendor.

Estribillo

Pero sierras y muros se sienten
retumbar con horrible fragor,
todo el País se conturba por gritos
de venganza, de guerra, y furor.
En los fieros tiranos la envidia
escupió su pestífera Hiel,
su Estandarte sangriento levantan
provocando a la Lid mas cruel.

Estribillo

No los veis sobre México y Quito
arrojarse con seña tenaz ?
y cual lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y la Paz?
No los veis sobre el triste Caracas
luto, y llantos, y muerte esparcir?
No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

Estribillo

A vosotros se atreve Argentinos
el orgullo del vil invasor:
vuestros campos ya pisa contando
tantas glorias hollar vencedor.
Mas los bravos que unidos juraron
su feliz libertad sostener
a estos tigres sedientos de sangre
fuertes pechos sabrán oponer. Coro

El valiente Argentino a las armas
corre ardiendo con brío y valor,
el clarín de la guerra, cual trueno
en los campos del Sud resonó.
Buenos Aires se opone a la frente
de los Pueblos de la inclita unión,
y con brazos robustos desgarran
al Ibérico altivo león.

Estribillo

San José, San Lorenzo, Suipacha,
ambas Piedras, Salta, y Tucumán,
la Colonia y las mismas murallas
del tirano en la banda oriental,
son letreros eternos que dicen
aquí el brazo Argentino triunfo,
aquí el fiero opresor de la Patria
su cerviz orgullosa doblo.

Estribillo

La victoria al guerrero Argentino
con sus alas brillantes cubrió,
y azorado a su vista el tirano
con infamia a la fuga se dio;
sus banderas, sus armas se rinden
por trofeos a la libertad,
y sobre alas de gloria alza el Pueblo
trono digno a su gran Majestad.

Estribillo

Desde un polo hasta el otro resuena
de la fama el sonoro clarín,
y de América el nombre enseñando
les repite mortales oid.
Ya su trono dignisimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud,
Y los libres del mundo responden,
Al gran Pueblo Argentino Salud.

El 30 de Marzo del año 1900, el Presidente Julio Argentino Roca firmó un decreto por el cual se abreviaba el himno. En el decreto se indica que deben cantarse la primera, la última cuarteta y el coro.
El motivo del decreto de Roca, no tenía la finalidad de abreviar para simplificar, sino que se consideraba agresiva la letra hacia los españoles en tiempos de paz como se estaban viviendo.
 

¨(...)Sin producir alteraciones en el texto del Himno Nacional, hay en él estrofas que responden perfectamente al concepto que universalmente tienen las naciones respecto de sus himnos en tiempo de paz y que armonizan con la tranquilidad y la dignidad de millares de españoles que comparten nuestra existencia, las que pueden y deben preferirse para ser cantadas en las festividades oficiales, por cuanto respetan las tradiciones y la ley sin ofensa de nadie, el presidente de la República, en acuerdo de ministros decreta:

Artículo 1°. En las fiestas oficiales o públicas, así como en los colegios y escuelas del Estado, sólo se cantarán la primera y la última cuarteta y el coro de la Canción Nacional sancionada por la Asamblea General el 11 de mayo de 1813.(...)"

Varias idas y vueltas se sucedieron después, hasta que por el decreto 10.302 de 1944, firmado por el Presidente Edelmiro Julián Farell, el himno quedó en su versión definitiva:
 

¨(...)Art. 6° – Adóptase como letra oficial del Himno Argentino, el texto de la canción compuesta por el diputado Vicente López, sancionado por la Asamblea General Constituyente, el 11 de mayo de 1813, y comunicado con fecha de 12 de mayo del mismo año, por el Triunvirato al Gobernador Intendente de la Provincia. Para el canto se observará lo dispuesto por el Acuerdo de 30 de marzo de 1900.(...)¨

Versión abreviada que se canta actualmente:
 

Oíd, mortales, el grito sagrado:
"¡libertad, libertad, libertad!"
Oíd el ruido de rotas cadenas,
ved en trono a la noble igualdad.

Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud
y los libres del mundo responden:
"Al gran pueblo argentino, ¡salud!
Al gran pueblo argentino, ¡salud!"
Y los libres del mundo responden:
"Al gran pueblo argentino, ¡salud!"

Estribillo
Sean eternos los laureles
que supimos conseguir,
que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos...
¡o juremos con gloria morir!,
¡o juremos con gloria morir!,
¡o juremos con gloria morir!